CASCOS

H. Russell Robinson fue la primera persona que usando toda la información disponible sobre hallazgos arqueológicos de todas las épocas del periodo Romano clasificó en varias familias todas las diferentes formas de cascos que se habían ido encontrando. Estableció cuatro grandes familias de cascos para infantería. Dentro de cada familia estableció una división por medio de letras para las desviaciones de la norma, tanto en forma como en tipo de construcción.También clasificó aproximadamente treinta tipos de carrilleras (la pieza que protege la mejilla) usadas indistintamente en estos y otros tipos de cascos romanos.Su libro "The Armour of Imperial Rome" explica con todo tipo de detalles esta clasificación, incluyendo una enorme cantidad de fotos y gráficos, pero desgraciadamente está agotado y la única manera de encontrarlo es pagando auténticas fortunas en las librerías especializadas.

Cascos Montefortino

 

La familia de cascos más antigua es llamada "Montefortino" debido al primer lugar donde fue hallado un casco de este modelo. Este fue el modelo de casco de los ejércitos consulares de la república, desde el siglo 4 a.C. hasta el siglo 1 d.C. Tenía forma de domo y estaban construídos de bronce. Tenían una pequeña extensión en la parte trasera como protección del cuello. En la parte superior tenían un soporte para el penacho de plumas de forma cónica o redondeada, como de piña, y una decoración festoneada en los primeros modelos. Los modelos van del C al F. A veces tienen unos pequeños tubos a los lados o fijados a la parte superior para usar como soporte de unas plumas.

Cascos Coolus

 

La segunda familia es la llamada "Coolus", que cubre el periodo desde el siglo 3 a.C. hasta como mínimo el año 79 d.C. Están inspirados en los cascos Galos del distrito de Coolus en el Marne. Tienen una forma semiesférica, están hechos de bronce y tienen un refuerzo en la parte frontal, a lo largo del mismo. También tienen una protección de cuello algo mayor que la del Montefortino y una punta cónica en la parte superior como soporte para la cresta.

Los modelos van del C al I. También pueden tener tubos portaplumas a los lados.

Cascos Gálico-Imperiales

 

La tercera familia de cascos son los llamados Gálico-Imperial, también basado en el tipo de cascos usados por los galos. Están más decorados que los tipos anteriores con "cejas" grabadas en relieve en el acero, protección en el frontal y protección de cuello más grande y con escalones en relieve. Probablemente lo empezaron a construir herreros galos y mantuvieron su influencia desde el siglo I hasta el II de nuestra era. Estaban construídos basicamente de hierro, con las protecciones para las orejas y decoraciones en latón, incluyendo pequeños rosetones decorativos en el casco y las carrilleras. Tenían un gancho destinado a fijar la cresta y a veces también una pieza rectangular en la parte superior con el mismo fin.El modelo A puede ser de hierro o latón, el tipo I es siempre de latón, todos los demás son siempre de hierro. El modelo A no tiene decoraciones de latón. Los tipos E y I tienen protecciones de orejas de latón mientras que el D las tiene de hierro y los A y C carecen de ellas. Como en todas las piezas de armadura romana, las partes de latón pueden ser plateadas o estañadas.El modelo más usado por los reconstruccionistas es el G, del que solo se ha encontrado una pieza, por lo que se duda de que fuese tan popular en su época.Se cree que el modelo A empezó a usarse durante el mandato de Augusto.